Esta premisa ha llevado a 6 profesionales de la Agencia Sanitaria Alto Guadalquivir a obtener el premio a la mejor comunicación de hospitales comarcales durante la XXXVI Reunión de la Asociación Andaluza de Hematología y Hemoterapia.

María Teresa Gallego, hematóloga y primera firmante del trabajo, se ha basado en el estudio de un caso real atendido en el Hospital Alto Guadalquivir de Andújar y en los Hospitales de Alta Resolución de Alcaudete y Alcalá la Real.

“Detectar en los estudios analíticos la presencia de variantes como la hallada en esta paciente es fundamental”, asegura la hematóloga, ya que “si bien no comporta una patología accesoria para ella, sí puede impedir la determinación de la hemoglobina glicosilada”.

Este enmascaramiento es muy determinante, ya que la exactitud de los métodos disponibles para cuantificar correctamente los niveles de esta hematoproteína sanguínea es “de vital importancia para el control de la diabetes”, sentencia la investigadora.

Gracias a este premiado descubrimiento, es posible elegir el método de diagnóstico más adecuado y sin interferencias, algo que ya ha podido llevarse a cabo con la paciente experimental del Hospital de Alta Resolución de Alcaudete.