La investigación ha sido publicada en la US National Library of Medicine y se ha basado en el seguimiento de 11 sujetos elegidos de forma aleatoria durante un viaje aéreo que duraba más de 5 horas. 2 viajaron sin ninguna precaución mientras que 9 de ellos contaban con medias de compresión en las 2 piernas. Además de los sujetos, los expertos tuvieron en cuenta estudios realizados con anterioridad.

La investigación también monitorizó a un grupo de viajeros que solo llevaban una media. Los primeros resultados mostraron que los sujetos que llevaban una o 2 medias de compresión sufrieron menos síntomas. Este grupo llegó a experimentar trombosis venosa profunda superficial e, incluso, en 4 casos, no hubo ningún tipo de manifestación.

Los síntomas de trombosis venosa profunda fueron más marcados en el 95% de los sujetos que viajaron sin medias de compresión. Los médicos señalan que en otras 2 llevadas a cabo en otro estudio mostraban una reducción de la oedema en personas que llevaban las medias. Sin embargo, el metaanálisis no figura en el estudio, ya que se usó una metodología de medida diferente al resto del muestreo.

En cualquier caso, los expertos señalan que no se detectó ninguna muerte, embolia pulmonar ni síntomas graves de embolia venosa profunda durante el estudio. Según señala el estudio, la investigación ha sido revisada por otros 2 autores independientes que participaron en estudios anteriores, para valorar los resultados y añadir información adicional.