Mejorar el control del dolor en el paciente oncológico y hematológico es el objetivo de la nueva guía diseñada por un equipo multidisciplinar de profesionales de la Gerencia de Atención Integrada de Albacete. Este protocolo, explica la agencia EFE, pretende servir de ayuda a los profesionales que se enfrentan a este tipo de situaciones.

La Unidad de Oncología y Hematología de la Gerencia Integrada de Albacete ha decidido sumarse a la iniciativa Guía de buena práctica de valoración y manejo del dolor, impulsada por la Asociación Profesional de Enfermeras de Ontario. Esta guía para el manejo del dolor en el paciente oncológico y hematológico ha reducido del 13,3 al 5,3% el dolor severo posquirúrgico en un año, afirma EFE.

La Gerencia de Atención Integrada de Albacete ha señalado que, de acuerdo a la bibliografía publicada, el dolor es el síntoma principal en el 20-50% de los pacientes oncológicos y en el 5% de los pacientes con enfermedad hematológica maligna. Entre el 60-80% de los pacientes están insatisfechos con el tratamiento que reciben para el dolor, asegura la gerencia.

Basándose en estos datos, asegura EFE, la Gerencia de Atención Integrada ha considerado necesario poner en marcha esta guía para mejorar el control del dolor en el paciente oncológico y hematológico. Esta medida se ha puesto en funcionamiento gracias al trabajo de los profesionales de la Unidad de Oncología y Hematología de Albacete.

Esta guía ofrecerá cuidados de calidad a los usuarios, permitirá detectar aspectos a mejorar y ampliar la formación de los profesionales, así como desarrollar proyectos de investigación sobre los resultados en cuidados obtenidos. En la actualidad, se ha incorporado la valoración del dolor de los pacientes aplicando escalas validadas.