El estudio, realizado por el laboratorio Amgen, muestra una mediana de la supervivencia global de 7,7 meses con dicha inmunoterapia (blinatumomab; marca comercial BLINCYTO®) frente a los 4 meses de supervivencia observados en aquellos pacientes tratados con un tratamiento estándar. Un estudio en fase II respaldó la aprobación acelerada de la FDA.

Reacciones y acontecimientos adversos

Las reacciones adversas más graves que ocurrían durante el tratamiento con blinatumomab incluían infecciones (31,7%), acontecimientos neurológicos (16,4%), neutropenia/neutropenia febril (15,3%), síndrome de liberación de citocinas (0,5%) y síndrome de lisis tumoral (0,5%).

Además, los acontecimientos adversos más frecuentes fueron reacciones relacionadas con la perfusión (67,2%), infecciones (63%), pirexia (59,8%), cefalea (34,4%), neutropenia febril (28%), edemaperiférico (25,9%), náuseas (24,3%), hipopotasemia (23,8%), estreñimiento (20,6%), anemia (20,1%), tos (18,5%), diarrea (18%), temblor (17,5%), neutropenia (17,5%), dolor abdominal (16,9%), insomnio (15,3%), fatiga (15,3%) y escalofríos (15,3%).

Según indica el laboratorio, este fármaco es el primer constructo de anticuerpo biespecífico de la plataforma BITE de Amgen que ayuda al sistema inmunológico humano a localizar células cancerosas. Actualmente, los anticuerpos BITE (bispecific T-cell engager antibodies) se investigan por su potencial para tratar una amplia variedad de cánceres.

Los anticuerpos modificados están diseñados para unirse a 2 dianas diferentes simultáneamente. De esta forma, los linfocitos T consiguen unirse a las células cancerosas. Los anticuerpos BITE contribuyen a situar los linfocitos T al alcance de la célula diana, con el objetivo de permitir que los linfocitos T inyecten toxinas y desencadenen la muerte de la célula cancerosa (apoptosis).