El Plan de Hemodonación de Castilla-La Mancha para el año 2018 tiene como objetivo garantizar el autoabastecimiento de componentes sanguíneos para todos los hospitales de la región. La Red de Hemodonación, Hemoterapia y Hemovigilancia de Castilla-La Mancha ha fijado como metas para el próximo año conseguir 77.385 donaciones de sangre, 2.130 plasmaféresis y 795 plaquetoaféresis dentro de dicho plan.

Estos objetivos se han establecido tras evaluar la actividad asistencial y quirúrgica prevista para el próximo año, según ha informado la Consejería de Sanidad de Castilla-La Mancha. Asimismo, se ha evaluado la distribución de todos los componentes sanguíneos durante el año 2017 para garantizar las existencias de componentes sanguíneos y que todas las intervenciones quirúrgicas se realicen con calidad para que esté a disposición de todos los pacientes.

A diferencia del plan propuesto en el año anterior, este apuesta por la donación de plasma por sistemas de aféresis para obtener mayores cantidades de plasma, así como más rendimiento y calidad de los mismos. Además, se ha planteado la obtención de medicamentos derivados de plasma para los pacientes de Castilla-La Mancha, de manera que se incremente en un 22% estos procedimientos.

El plasma que no se destine a la transfusión se enviará a la industria fraccionadora que desarrolla medicamentos hospitalarios como son la albúmina, antitrombina, alfa 1 antitripsina, factor VIII y factor IX para los pacientes con hemofilia, así como gammaglobulinas para tratar patologías hematológicas y autoinmunes. El Plan de Hemodonación para 2018 ha sido fijado en una reunión que ha mantenido la red.

Durante la reunión, también se han aprobado documentos y recomendaciones elaborados por el Ministerio de Sanidad, el Consejo de Europa y los expertos que integran la red. Entre las recomendaciones aprobadas se encuentran las siguientes:

  1. Mejorar el procedimiento de la transfusión.
  2. Mejorar la atención de los donantes.
  3. Potenciar la donación y la obtención de productos sanguíneos de calidad.
  4. Desarrollar requisitos técnicos-sanitarios establecidos por las 3 entidades involucradas en las recomendaciones.