Los temas de ética médica son la gran barrera ideológica que ha separado a 2 de los 4 partidos de estas negociaciones, el progresista D66 y Unión Cristiana, mientras que el liberal VVD y Llamada Democristiana mostraron su predisposición a negociar desde un principio.

Los cambios en las leyes de la eutanasia son uno de los temas más candentes en las negociaciones de la formación y ante la imposibilidad de alcanzar un acuerdo sobre ello, las partes se han comprometido a "no ampliar las reglas del suicidio asistido a los ancianos con vida completa", según la agencia de noticias.

La propuesta de D66 recogía que las personas mayores que no están enfermas pero consideran su "vida completa" o que están "cansadas de vivir" podrían recurrir legalmente a la eutanasia bajo condiciones muy estrictas.

Los 4 partidos han acordado que el futuro gabinete no hará ninguna propuesta para avanzar en el suicidio asistido, pero el ejecutivo no prohibirá a D66 presentar su iniciativa sobre esta materia ante el Parlamento, según recoge el proyecto de texto para el acuerdo gubernamental, al que tuvo acceso el diario holandés AD.