El SAS deberá indemnizar a una mujer que quedó en coma en una operación de cataratas.

Un millón de euros. Esa es la cantidad que tendrá que pagar el Servicio Andaluz de Salud (SAS) a una mujer en coma por una operación de cataratas. Así lo ha determinado el Juzgado de lo Contencioso Administrativo 11 de Sevilla, que ratifica que hubo mala praxis durante la intervención, realizada en el Hospital Universitario de Jerez, en la provincia de Cádiz.

Según informa la agencia EFE, la mujer quedó en coma por una operación de cataratas realizada en junio de 2016. Después de que se le administrara la anestesia, la paciente se quedó sola en la sala de preoperatorio durante un tiempo indeterminado, aunque el protocolo establece vigilancia y monitorización. Durante ese periodo, se produjo una reacción a la anestesia que provocó falta de oxígeno en el cerebro que dio lugar a lesiones permanentes.

Mala praxis

De acuerdo con la sentencia, no ha quedado acreditado qué cantidad de anestesia fue administrada a la paciente. Sin embargo, la sustancia causó una parada cardiorrespiratoria que no se atendió con la urgencia necesaria, dado que la mujer estaba sola. Finalmente, un médico residente acudió a la sala para hacer otra gestión y la encontró inerte. Se realizaron entonces maniobras de resucitación, pero no pudieron paliar los efectos del tiempo que había estado sin oxígeno en el cerebro.

La mujer entró en coma en una operación de cataratas y las expectativas de que despierte son nulas.

Para el titular del juzgado, el anestesista incurrió en mala praxis al dejar sola a la paciente. Tampoco actuó con celeridad cuando se avisó de la parada cardiorrespiratoria, ya que los servicios de UCI llegaron antes a atender a la paciente. Por todo ello, el SAS tendrá que pagar un total de 1 0510751 euros por daños personales, estéticos, morales y patrimoniales a la familia. La ha representado durante el proceso el bufete jerezano Roberto Carlos Ortega Abogados.