Una intoxicación alimentaria ha afectado a un centenar de niños en un colegio de Guadarrama. Supuestamente, la intoxicación se ha producido por la comida en mal estado servida en el comedor del centro educativo. Según informan distintos centros de salud, recibieron a decenas de menores con síntomas de gastroenteritis leve (diarrea y  vómitos) del Centro de Educación Infantil y Primaria Villa de Guadarrama.

El caso va a ser investigado por la Dirección General de Salud Pública, según ha informado el organismo. Ninguno de los menores tuvo que ser hospitalizado.

En una nota informativa, la directora del colegio, Ana María Vicente García, ha explicado que ante esta “presunta intoxicación alimentaria” se activaron “los protocolos previstos de intervención, según procede, con el fin de dar una respuesta rápida y eficaz a la situación generada”.

La responsable del centro se ha comprometido a trabajar en los próximos días en colaboración con los sectores implicados para averiguar los motivos de la intoxicación alimentaria. Fuentes de la Dirección General de Salud Pública de la Comunidad de Madrid han señalado que los primeros casos registrados en centros sanitarios comenzaron a llegar a las 9 de la noche del viernes 12 de enero y que a lo largo del sábado aumentó el número de atenciones.

Mismo menú a 250 estudiantes

La comunidad inspeccionará el colegio para determinar el origen de la posible intoxicación. La administración ha puntualizado que las personas adultas que utilizaron el servicio de comedor del centro no presentaron ningún problema y que solo los niños han enfermado. La concejal de Educación de Guadarrama, Sara Villa, ha revelado que el plato principal que se sirvió ese día en el comedor del colegio era cocido y se sirvió a 260 alumnos.

Villa resalta que el protocolo para los casos de intoxicación alimentaria siempre es el mismo: se toman muestras de todos los alimentos que se sirven en el comedor, “por lo que el menú del viernes está etiquetado y conservado en frío para ser analizado”.