Javier Crespo, jefe del Servicio de Gastroenterología y Hepatología del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla (Santander), es partidario de realizar un cribado a toda la población española para conocer si los sujetos tienen una infección por hepatitis C. Esa es una de las ideas planteadas por el especialista durante el encuentro Recomendaciones para el abordaje integral de los focos primarios de la infección por hepatitis C en España, al cual ha acudido MedLab.email.

El encuentro, enmarcado en el Congreso de la Asociación Española para el Estudio del Hígado (AEHH), ha presentado las principales conclusiones de un grupo de trabajo multidisciplinar centrado en ofrecer soluciones para el control de la hepatitis C en España. Actualmente, se estima que la prevalencia de anticuerpos para el virus de la hepatitis C (anti-VHC) oscila entre el 0,9 y el 1,3% de la población española, motivo por el que es importante realizar encuentros centrados en su prevención.

En este sentido, María Buti, presidenta de la AEHH, ha informado sobre la importancia de que toda la población española “se haga un cribado de hepatitis C, al menos, una vez en la vida”. Un aumento del número de los análisis contribuiría a alcanzar uno de los objetivos planteados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el año 2030: combatir las hepatitis víricas. Para ello, no obstante, es necesario proponer soluciones que faciliten la identificación de los casos.

Detectar los focos primarios

"La mayor parte de las infecciones por el VHC se producen en hombres que tienen sexo con otros hombres y tienen conductas de riesgo, las personas que se inyectan drogas por vía parenteral y los inmigrantes que provienen de zonas con alta prevalencia de la infección, como Egipto", declaró Conrado Fernández, jefe de la Unidad de Aparato Digestivo del Hospital Universitario Fundación Alcorcón de Madrid. Estos grupos son considerados como focos primarios y deben estudiarse en detalle durante la formación médica, según la opinión de este experto. 

En esta línea, Javier Crespo ha recalcado que los médicos deben ser conscientes de que el cribado debe ser universal pues es “coste-eficaz y no solo es una inversión en salud, sino que es un ahorro”. Actualmente, con la atención global no se ofrece este tipo de análisis. Para que se implante, no solo es necesario mejorar la formación en este ámbito, sino que debe agilizarse el diagnóstico con una única extracción de sangre en lugar de efectuarse en varios pasos.

Facilitar el diagnóstico

María Buti ha resaltado que la mejora debe pasar por “la determinación de anticuerpos frente al VHC y el diagnóstico virológico en una única extracción de sangre”. En los casos en los que se haya detectado la enfermedad es necesario “realizar un análisis anual para conocer el riesgo de reinfección”, pues según señala Javier Crespo, la posibilidad de reinfección es de 2,5 casos por cada 100 personas. Instaurar medidas de educación para la salud sería una de las formas de prevenir la reinfección.

Ejemplo de ello es el Centro Penitenciario El Dueso, según han señalado los especialistas durante el encuentro. Esta cárcel ha sido la primera del mundo en desarrollar un proyecto de eliminación de la hepatitis C en los presos. Javier Crespo, quien ha liderado el Proyecto Focos Primarios en Hepatitis C, ha logrado que hasta 57 pacientes de dicha prisión se curaran. La prevalencia “era del 12%, que es muy superior a la general”, pero si se tratan los focos primarios no se producen nuevas infecciones, tal y como ha asegurado. 

Las últimas intervenciones de Buti se han centrado en recalcar que “el VHC es la única infección viral que podemos curar”. Puesto que esta infección se produce en colectivos que no frecuentan el sistema sanitario, es vital crear centros comunitarios de cribado y asesoramiento, facilitar la detección rápida en entorno sanitarios y no clínicos comunitarios y colaborar con las administraciones locales. La formación del médico a través de encuentros que actualicen la información, como al que ha asistido MedLab.email, es esencial para que el especialista sea un sujeto clave en la prevención, según han concluido los expertos de la AEHH.