La AECC (Asociación Española Contra el Cáncer) ha presentado el estudio del Observatorio del Cáncer sobre el impacto económico de esta enfermedad en las familias españolas con motivo del Día Mundial del Cáncer, que se celebrará el próximo 4 de febrero. El encuentro informativo ha expuesto las repercusiones económicas que tienen las patologías oncológicas en las personas de entre 15 y 65 años. Raquel del Castillo, coordinadora de Trabajo Social de la AECC, ha presentado los principales resultados del observatorio.

El cáncer de mama es la segunda causa de incapacidad temporal de más de un año, solo por detrás de la patología lumbar, según ha señalado del Castillo. Además, hasta 9.832 personas desempleadas son diagnosticadas con esta enfermedad, lo que implica que tienen bajos o nulos ingresos.

En los casos de desempleo, los afectados deben decidir, por ejemplo, entre pagar las facturas o comprar medicinas. Asimismo, existen personas en riesgo de exclusión social con un salario inferior a 710 euros al mes, el salario mínimo interprofesional establecido en el año 2017. Este es el caso de Pilar Ruiz, paciente de cáncer gástrico, que con un sueldo de menos de 500 euros tenía que hacer frente a unos gastos que ascendían a 300 euros.

Ruiz ha asegurado que tenía estabilidad en todas las facetas de su vida antes del diagnóstico. Sin embargo, en ese momento y al ver que no llegaba a fin de mes, se le ocurrió sugerirle a su madre volver a vivir juntas para poder hacer frente a los gastos. A pesar del sufrimiento de la familia y la necesidad económica, su madre se negó: “Ya has perdido mucho al pasar por esta enfermedad como para perder también tu independencia”, recuerda con voz entrecortada Ruiz.

Participar en el cambio

Ante la vulnerabilidad económica y social de los pacientes oncológicos, Ignacio Muñoz, presidente de la AECC, ha solicitado al Estado “crear un Plan de Protección Integral para las Familias con Cáncer, con medidas concretas orientadas a evitar esta situación. Desde la AECC nos ponemos a disposición de las administraciones públicas para empezar a trabajar en él”. En este contexto, el presidente ha resaltado que es importante que las medidas sean unitarias y no cambien de unas comunidades autónomas a otras.

Después de estas intervenciones, el VII Foro Contra el Cáncer ha contado con la participación de la Rueda Teatro Social, en la que se ha realizado una interpretación teatral de los principales problemas no visibles de estos pacientes y sus familias para que los asistentes sean conscientes de las limitaciones laborales, familiares y personales con las que se encuentran. 

Mayor apoyo social

Fernando Gil, catedrático de Sociología de la Universidad de Salamanca, ha ofrecido una ponencia titulada El cáncer, más que un problema de salud. En ella, ha explicado que “las desigualdades castigan antes, durante y después del cáncer”, motivo por el que es tan importante participar en el cambio, pues “todos tenemos que hacer algo contra las desigualdades”. Los pacientes oncológicos son los que más necesitan el apoyo y la ayuda de los demás, según han recalcado los expertos.

El foro ha finalizado con el punto de vista que tienen del cáncer Dolors Montserrat, ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, y Su Majestad la Reina, presidenta de honor de la AECC. Montserrat asegura que ya están poniendo medidas para mejorar la situación de los pacientes oncológicos. En su opinión, “estamos ganando muchas batallas, tantas como personas luchan contra la enfermedad”. Una sociedad sana se caracteriza por asumir como propia la enfermedad de los demás, por lo que se seguirán invirtiendo grandes esfuerzos por mejorar la situación de estos pacientes, explica Montserrat,

“Cada vez más, en cada hospital de España, todos los profesionales de la salud implicados en el tratamiento del cáncer son más conscientes de ese enfoque integral y esa perspectiva multidisclipinar” que son necesario llevar a cabo para que los pacientes oncológicos reciban la mejor asistencia sanitaria posible, ha explicado Su Majestad la Reina.