Según informa la agencia EFE, la Aemps explica que Essure® es un sistema anticonceptivo permanente, diseñado para utilizarse como microinserto de oclusión de las trompas de Falopio y que actúa de manera mecánica provocando una reacción de cuerpo extraño que produce la oclusión de la trompa". La agencia añade que "no procede aconsejar la retirada del dispositivo ni modificar las pautas de seguimiento de las personas portadoras”.

La agencia indica que las pacientes que se hayan implantado el Essure® deben consultar con su médico si experimentan alguna sintomatología. "Si alguna de las afectadas estaba a la espera de una implantación por este método de esterilización definitivo, deberán valorar con su médico los métodos de contracepción disponibles más adecuados y sus eventuales efectos indeseables", señala la Aemps.

La suspensión del certificado tiene efectos desde el 3 de agosto de 2017 y por un periodo de 90 días hasta el 2 de noviembre de 2017, indica la Aemps. La agencia es dependiente del Ministerio de Sanidad. Según datos citados por The New York Times, se han colocado alrededor de un millón de implantes Essure® en todo el mundo en los últimos 13 años (el 60% de ellos en Estados Unidos, y unos 80.000 en España).

Según los expertos, muchas mujeres sufren intensos dolores en la zona pélvica y abdominal; aunque también hay cientos de casos de alergia al níquel (uno de los componentes del dispositivo) o perforación de las trompas. También se han documentado más de 600 embarazos no deseados por un mal funcionamiento del implante.