La operación está a la espera de la aprobación por parte de las autoridades europeas del sector que, según informa la agencia EFE, sucederá el cuarto trimestre de este año o en el primero de 2017. La gestión de Quironsalud continuará en manos del actual equipo, que se integrará en la nueva compañía para ser parte del proyecto de consolidación internacional. En este sentido, Quironsalud dirigirá proyectos para Latinoamérica.

Ambas partes aseguran que la integración entre las compañías será rápida y eficiente, ya que comparten estrategias y trayectorias similares. Entre los planes más inmediatos de los 2 gigantes destacan aumentar los servicios a pacientes españoles y alemanes y ofrecer nuevas oportunidades a de desarrollo profesional a sus trabajadores, como formar parte de proyectos de investigación internacionales.

Fresenius es el grupo empresarial que está detrás de la marca alemana Helios, y actualmente el mayor conglomerado sanitario de Europa que cuenta con participación en el mercado americano, europeo y asiático. El principal accionista de este grupo es la fundación sin ánimo de lucro Else Kröner_Fresenius_Stifung, cuyo objetivo es desarrollar investigaciones médicas en proyectos humanitarios.

Fresenius ha sido sido asesorada por la compañía Freshfields y sustituye a CVC como accionista referente en el nuevo grupo, además asegura que la actividad y los resultados en innovación médica incrementarán notablemente tras la compra de QuirónSalud. El gigante alemán ha informado de que hará públicos nuevos objetivos para el nuevo grupo en unas semanas.