Un total de 631 equipos de investigación se han presentado a la XVIII Edición de las Ayudas a la Investigación en Ciencias de la Vida y de la Materia que ha aumentado la cantidad de proyectos financiados con respecto a la edición pasada cuando se financiaron 45 investigaciones. Se estima que 274 investigadores españoles trabajarán en estos proyectos durante los próximos 3 años, en centros de investigación, universidades y hospitales en la Comunidad de Madrid, Comunidad Valenciana, Cataluña, Castilla y León, Galicia, Andalucía, Navarra, País Vasco y Murcia.

Durante el acto, el presidente del Consejo Científico de la fundación, Federico Mayor Zaragoza, ha destacado el compromiso de la institución con la investigación en enfermedades raras. “Don Ramón Areces ya decía que toda su ayuda iba destinada a aquellos investigadores que procuraran evitar o paliar el sufrimiento humano”, ha explicado Mayor Zaragoza a la agencia de noticias SINC.

Precisamente un tercio de estas ayudas (1.454.520 euros) se han destinado a proyectos relacionados con este tipo de patologías. Las investigaciones en este campo relacionadas con enfermedades cromosómicas, de envejecimiento acelerado o de los vasos sanguíneos, entre otras, son 13.

Por ejemplo, uno de los proyectos seleccionados se centra en el desarrollo de un sistema informático que permita mejorar el diagnóstico de enfermedades raras como distrofias de retina, malformaciones oculares congénitas, cardiopatías congénitas y cáncer hereditario. Un proyecto de la Fundación Jiménez Díaz dirigido por la investigadora Carmen Ayuso García.

Las enfermedades raras también son el campo al que más solicitudes se han presentado para la convocatoria, alrededor de 187, más del doble que los relacionados con inmunoterápia y cáncer. Otra de las áreas más importantes, con 8 proyectos financiados, son los trabajos relacionados con el tratamiento del cáncer mediante inmunoterapia y nuevos métodos para la administración de fármacos antitumorales.