La homeopatía no sustituye a los tratamientos oncológicos. Este es el mensaje que ha lanzado la ANH (Asociación Nacional de Homeopatía) tras el fallecimiento por cáncer de mama de una mujer en Girona que decidió tratarse con terapias alternativas. Según recoge la agencia EFE, la ANH ha afirmado que “la homeopatía no sustituye a ningún tratamiento oncológico cuando estos sean necesarios y prescritos por un médico”.

La ANH ha hecho público un comunicado después de que el médico del Hospital Trueta de Girona, Joaquim Bosch, denunciara la muerte de esta mujer enferma de cáncer tras tratarse con terapias alternativas. Desde la asociación se ha pedido que no se hagan afirmaciones categóricas como que la homeopatía ha sido la causa de este fallecimiento, al menos, hasta que se estudien los motivos concretos que llevaron a esta situación.

La asociación ha subrayado que siempre ha manifestado que la homeopatía no sustituye a ningún tratamiento oncológico cuando estos son necesarios e indicados por el médico. La ANH es consciente de los “enormes riesgos” que entraña el abandono de terapias como la quimioterapia o la radioterapia.

De hecho, reitera la ANH, “la homeopatía no se ha ofrecido nunca como terapia única o sustitutiva”. No obstante, la asociación ha defendido que el uso de la homeopatía en el paciente oncológico persigue mejorar la calidad de vida y tratar los síntomas relativos a los efectos secundarios de la quimioterapia y la radioterapia, explica EFE.

“De esta forma, integrando la homeopatía en el tratamiento como un medicamento complementario, se puede llegar a conseguir una mayor adherencia del paciente, permitiendo que este sobrelleve mejor los ciclos y pueda concluir la terapia”, asegura la ANH. Además, el perfil de seguridad de los tratamientos homeopáticos los hace “perfectamente compatibles” con los empleados en pacientes oncológicos.