El programa cuenta con 10 años de experiencia ha alcanzado grandes logros en la lucha contra el tráfico de personas, un problema que afecta a 2,5 millones de hombres, mujeres y especialmente niños, según estimaciones de la Organización de Naciones Unidas. El director del programa, Rodríguez Sendín, expuso a los parlamentarios los detalles de este programa pionero en el mundo que, en su opinión, debería formar parte de “Marca España”.

El programa subraya la importancia del papel que juegan los médicos en la prevención del tráfico de menores, sobre todo, en las adopciones para las que habitualmente, son consultados, además de participa de forma activa en la emisión de certificados e informes. El programa es utilizado en la actualidad por la Guardia Civil, el Cuerpo Nacional de Policía de España y por el FBI de Estados Unidos.

Además, el programa también se utiliza en Bolivia, Brasil, Ecuador, El Salvador, Filipinas, Guatemala, Honduras, Indonesia, Malasia, México, Nepal, Paraguay, Perú, Sri Lanka, Tailandia. DNA-Prokids nació ante el grave problema que supone el tráfico mundial de niños para adopción ilegal, prostitución y explotación sexual, trabajos forzados y semi-esclavitud, el uso de niños-soldado, delincuencia y circunstancias similares.

Como ejemplos de trata de personas se puede citar el caso de Brasil, donde hay 300.000 niños desaparecidos y, en India, cada año ocurre lo mismo con 130.000 niños que caen en manos de mafias. En Europa se ha agudizado este problema con la llegada de refugiados y la desaparición de 10.000 niños a los que se ha perdido la pista al llegar al continente, según estimaciones de la Oficina Europea de Policía.