Con el objetivo de “romper los muros que rodean a la ciencia y garantizar que la sociedad se beneficie todo lo posible”, el Consejo Europeo de Ministros también creará visados generales para fundadores de empresas emergentes que no necesitarán solicitarlos en cada uno de los distintos países miembros.

Así lo ha expresado en una rueda de prensa recogida por EFE el secretario de Estado de Educación, Cultura y Ciencia de los Países Bajos, Sander Dekker, quien ha añadido la importancia de optimizar el uso de datos y hacer de la UE un punto atractivo para investigadores y empresas emergentes de nueva creación.

Para ello, dice, es necesario compartir libremente el conocimiento, ya que existe un gran número de doctores, profesores e investigadores que no tienen acceso a parte de la información, una carencia que afecta a sus trabajos y descubrimientos.

Si la iniciativa prospera, en 2020 los datos podrán ser difundidos, consumidos y reutilizados de forma gratuita, excepto en casos de amenaza a la seguridad, derechos de autor o protección de la privacidad.

Entre las innovaciones propuestas, Dekker ha destacado la necesidad de evaluar a los científicos por el impacto social de sus publicaciones y no por el número de pappers que produzcan ya que, de este modo “se amplifica el impacto de las universidades y las instituciones de conocimiento”.