Los medicamentos que se vendan por internet en China estarán regulados por una nueva ley de supervisión de negocios online. La Administración de Alimentos y Medicamentos de China (AAMCH) ha emitido un proyecto de ley para tener controladas las ventas por internet y asegurarse de que los productos con los que se comercia están ajustados a los criterios de calidad y, en el caso de los fármacos, que cuentan con acreditación sanitaria necesaria.

El proyecto de ley propone que las personas que busquen operar un negocio de medicamentos online deberán reportar la información correspondiente a los departamentos locales de alimentos y medicamentos para recibir un certificado. "Los operadores de medicamentos por internet deben garantizar también la entrega calificada de los fármacos adquiridos", explica le documento.

El proyecto de ley pretende establecer un sistema de recepción de quejas y proteger los derechos del consumidor, a la vez que mantiene un registro de reacciones adversas a medicamentos. La AAMCH ha señalado que establecerá un sistema de monitorización nacional de los negocios de medicamentos en línea y que abordará las conductas ilegales.

La venta de medicamentos por internet en China supone cerca del 3% del total del mercado. Este porcentaje era casi insignificante hace 5 años, pero con la llegada de las farmacias virtuales las ventas han aumentado con rapidez. La venta de medicamentos por internet se ha hecho muy popular porque resulta más barata, según apunta la agencia de noticias china Xinhua.

Estas ventas por internet han llegado a superar los 7.000 millones de yuanes (950 millones de euros) en el último año, aunque esto podría ser solo el principio si, como se espera, Pekín autoriza en un futuro la venta por internet de medicamentos que precisan receta médica.