La leptospirosis en Nicaragua ha provocado 10 muertes y más de 700 afectados según las cifras presentadas por la vicepresidenta del país Rosario Murillo. Tal y como asegura la agencia DPA, en lo que va de año la leptospirosis en Nicaragua ha provocado la muerte de 10 personas. Esta enfermedad transmitida por roedores afecta ya a 724 personas.

El último fallecido por leptospirosis en Nicaragua ha sido un joven de 21 años residente de la provincia de Chinandega, en el noroeste del país, detalla la DPA. Tal y como ha explicado la vicepresidenta, “hay que trabajar para combatir la leptospirosis en Nicaragua”. La transmisión de esta enfermedad se produce por la ingesta de alimentos o bebidas contaminadas con el orín de roedores.

Según ha destacado la vicepresidenta la falta de higiene y limpieza es la causa principal de que la leptospirosis en Nicaragua se propague. Antes del fallecimiento del joven de Chinandega se había producido la muerte de un niño de 13 años en la zona norteña de Matagalpa. Las cifras que maneja el Ministerio de Salud indican que del 1 de enero al 4 de diciembre se registraron 724 casos de leptospirosis.

Ante esta situación, el Gobierno ha anunciado que se llevará a cabo la importación de 22.500 kilos del veneno cubano Biorat para distribuirlo en mercados, hospitales, escuelas, centros de salud y rastros municipales. El objetivo del ministerio es garantizar la protección de cerca de 800.000 personas.