7 de cada 10 cubanos son de origen europeo según ha revelado una investigación genética realizada entre la población de la isla. Un 20% de los cubanos desciende de los africanos llegados como esclavos a la isla, un 8% de aborígenes y cerca de un 2% de chinos, asegura la agencia EFE. El estudio ha estado capitaneado por el Centro de Genética Médica de Cuba.

Los resultados de este estudio han llevado a sus autores a afirmar que todos los cubanos son mestizos independientemente del color de la piel. El análisis genético de la población cubana ha permitido obtener información de unas 15 generaciones que se remontan a hace unos 500 años, ha detallado Beatriz Marcheco, directora del Centro Nacional de Genética Médica, dependiente del Ministerio de Salud Pública.

Este centro se creó en 2003 y es referencia nacional del programa cubano de diagnóstico, manejo y prevención de enfermedades genéticas y defectos congénitos. Este estudio sobre el origen europeo de los cubanos ha revelado que en el 81% de los hombres analizados se encontró un abuelo europeo, en casi un 19% uno africano y en menos de un 1% un abuelo nativo-americano.

El país de Europa predominante en la composición genética de los cubanos es España, aunque también han identificado la contribución de Italia. El genoma aportado por África a la composición genética del cubano tiene como principales contribuyentes a Benin, Gabón, Nigeria, Camerún y sobre todo el norte de Angola.

Beatriz Marcheco ha explicado a EFE que uno de los temas más difíciles de abordar es el de los orígenes nativo-americanos de los cubanos. Esto se debe al exterminio que sufrió esa población y a que esa huella genética no tiene las mismas proporciones que la africana y la europea.