“El VIH sigue siendo una amenaza para la salud mundial y requiere una respuesta regional y global estratégica”, defiende Carissa F. Etienne en una nota de prensa. “Debemos intensificar los esfuerzos en prevención combinada, detección temprana y acceso a tratamiento, ejes fundamentales para detener la transmisión del virus” afirma la actual directora de la OPS.

Entre las propuestas, destaca el suministro de preservativos y lubricantes, así como la promoción de su uso, la ampliación del acceso a las profilaxis preexposición (PrEP) y posexposición (PEP) y la desestigmatización de las pruebas de VIH, que deberían instalarse, cada vez más frecuentemente, en espacios públicos o frecuentados por poblaciones de riesgo.

Además de estas medidas, que conforman la estrategia de prevención combinada, la OPS propone “testear y tratar a todas las embarazadas positivas y sus recién nacidos, poner fin al estigma y la discriminación e incrementar la financiación para las pruebas y tratamientos de otras enfermedades de transmisión sexual”.

El sida en Latinoamérica

Cada año, 100.000 personas se contagian de VIH en el Caribe y Latinoamérica sumándose así a los 2 millones de personas que ya lo padecen; mientras otras 50.000 fallecen a causa de enfermedades relacionadas con el virus. La evolución de la enfermedad siguió una tendencia favorable entre el año 2000 y el 2015, cuando las muertes disminuyeron en un 23% y los nuevos contagios en un 25%.

“Acelerar la respuesta al VIH en las Américas tiene la meta ambiciosa de reducir en un 74% los casos nuevos para 2020 y disminuir en un 62% las muertes relacionadas con sida en la región, lo que allanaría el camino para el fin de la epidemia en 2030”, explica la representante.

Con ella coincide el director del Departamento de Enfermedades Transmisibles y Análisis de la Salud de la OPS, Marcos Espinal, quien sostiene que “la acción acelerada de estas y otras medidas puede llevar a la epidemia al nivel más bajo que se pueda alcanzar”. Actualmente, considera, “contamos con más herramientas para prevenir, diagnosticar y tratar a todos lo más pronto posible para preservar su salud”.