Tal y como establece la ley que regula la medicina privada en Ecuador, las empresas deberán constituirse con un capital social mínimo de 800.000 dólares. Los seguros tendrán que cubrir enfermedades catastróficas, crónicas, raras y las discapacidades. La ley prohíbe a la medicina privada en Ecuador restringir o eliminar coberturas a mayores de 65 años siempre que su periodo de afiliación sea de al menos 5 años.

En relación a la fijación de los precios, esta decisión recaerá en las empresas de salud privada que establecerán las tarifas en base a estudios técnicos. No podrán incrementar los precios en función de la siniestralidad individual. Por otro lado, la ley que regula la medicina privada en Ecuador establece que el periodo de carencia para una enfermedad preexistente podrá ser de hasta 24 meses.

Pamela Falconí, legisladora y defensora de la ley en el parlamento, ha explicado que “esta ley no genera costos al Estado, no genera burocracia, pero tampoco va a hacer quebrar a las empresas y deja establecida con claridad la no discriminación”. “No me pueden discriminar por tener 65 años, ni por tener discapacidad, ni por una enfermedad catastrófica”, ha subrayado.

Tal y como ha defendido Falconi, el proyecto busca proteger los derechos de los usuarios; regular y controlar el funcionamiento de las compañías y seguros que ofrezcan servicios de medicina prepagada; y, garantizar una competencia sana entre las compañías.

La ley que regula la medicina privada en Ecuador establece los requisitos legales, la aprobación de contratos, coberturas y prestación de servicios de medicina privada, en tutela de los derechos y garantías de los usuarios. Plantea, además, un sistema integral de atención médica para la medicina privada, para la cobertura de una enfermedad o tratamiento médico y también para la prevención.