Argentina ha propuesto establecer un arancel sanitario a los bolivianos, según informa la agencia DPA. La Cancillería de Bolivia se ha mostrado abierta a estudiar esta posibilidad que supondría la aplicación de un arancel a los bolivianos no residentes en el país que se atienden en los hospitales públicos argentinos.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia ha destacado el nivel de entendimiento entre ambos países y ha señalado que se encuentra dispuesto a analizar cualquier propuesta que se plantee en el marco de la práctica diplomática y los mecanismos bilaterales creados para el efecto.

Por su parte, el Gobierno de Bolivia ha asegurado que no ha recibido de Argentina ningún ofrecimiento para acordar un convenio que establezca las mismas condiciones de atención sanitaria de ciudadanos en ambos países, como según el ejecutivo de Bolivia ha dicho la administración del presidente argentino, Mauricio Macri.

La posibilidad de establecer un arancel sanitario a los bolivianos se ha planteado, según informa la DPA, a través de una nota verbal de la embajada argentina en La Paz, como una propuesta general sobre la intención de suscribir un convenio.

La Cancillería de Bolivia ha asegurado que el embajador argentino en el país asistió el lunes a una reunión con la viceministra boliviana de Relaciones Exteriores para pedirle disculpas por los inconvenientes ocasionados por el tratamiento en los medios de comunicación de este asunto.

El arancel sanitario a los bolivianos que está estudiando Argentina se aplicaría a los extranjeros no residentes de naciones limítrofes por atenderles en los hospitales públicos y educarles. Está previsto que el gobernador de la provincia de Jujuy, Gerardo Morales, presente en la legislatura local una iniciativa para que los extranjeros no residentes paguen un arancel de 30 dólares en tratamientos de mediana y alta complejidad, concluye la DPA.