El programa IMG ofrece a los médicos latinos educación y ayuda económica para que obtengan su certificado en Estados Unidos a cambio de que después ejerzan entre 2 y 3 años en zonas de California con pocos recursos. La primera promoción del proyecto fue la de 2007 y formó a 104 médicos latinos.

El director asociado y cofundador de este programa dirigido a mejorar la sanidad de California ha afirmado a EFE que uno de cada 4 médicos de Estados Unidos procede de otro país. “Siempre me pregunté por qué había tan pocos médicos latinos en ese grupo”, ha declarado Patrick Dowling. Aunque en California el 39% de la población es de origen hispano, solo el 6% de los médicos de este estado son latinos.

La necesidad de médicos latinos en California también ha sido reconocida por la directora del programa. Michelle Bholat ha explicado a EFE que los pacientes necesitan médicos que les entiendan, no solo desde el punto de vista del lenguaje sino también cultural. Los requisitos de acceso al programa son:

  1. Haber obtenido el título de Medicina.
  2. Ser residente legal en Estados Unidos.
  3. Hablar español e inglés con facilidad.

El programa IMG facilita el acceso al periodo de residencia de los médicos latinos, recuerdan sus promotores. Una de las doctoras que ha participado en este proyecto, Blanca Campos, ha explicado a EFE que “está muy feliz de haber sido parte de este programa”. Campos, originaria de Belize, ha asegurado que “hablar español ayuda a proporcionar el cuidado adecuado a los latinos, ya que los pacientes desarrollan una confianza mayor en sus médicos”.

Del total de participantes en este programa de formación a médicos latinos, el 45% era de México, el 20% de Sudamérica y el 18% de Centroamérica. Este programa, además de beneficios sociales y profesionales, contribuye a mejorar la imagen de los inmigrantes hispanos en Estados Unidos.