La norma ha salido adelante con 3 votos a favor de los 5 miembros de la comisión. La senadora demócrata cristiana, Carolina Goic, ha señalado que “aquí a nadie se le está obligando a abortar, sino que es cómo el Estado se hace cargo del drama que hay detrás de estas 3 causas excepcionales”.

“Los que se oponen al aborto en estos 3 supuestos son los mismos que se oponían al condón y la píldora del día después”, ha indicado el senador oficialista Guido Guirardi. Por su parte, la conservadora Jacqueline Van Rysselberghe, ha rechazado la iniciativa al considerar que “el aborto un acto que termina con la muerte del feto”.

Tras ser aprobado por la Comisión de Salud del Senado, el texto pasará a la Comisión de Constitución de la Cámara Alta. Si esta lo aprueba, se remitirá al pleno del Senado donde se procederá a su aprobación por este órgano. Esta propuesta fue remitida hace más de un año al Parlamento por parte del gobierno de la socialista Michelle Bachelet.

El ministro de Interior, Mario Fernández, ha defendido esta reforma y ha asegurado que “este es un Estado laico y por supuesto todos tenemos convicciones y debemos ser muy fieles a ellas, pero yo estoy realizando una tarea de Estado, en un Estado en que hay separación con la Iglesia”.