Lograr que el avance tecnológico en salud se produzca al mismo paso que lo hace la normativa que lo regule es uno de los retos a los que se enfrenta Chile. Esta es una de las conclusiones expuestas durante el seminario Oportunidades y desafíos del sector salud en Chile, celebrado en la sede de Sacyr y organizado por la Fundación Chile-España.

La segunda mesa redonda de este foro ha analizado la colaboración público-privada para el desarrollo y la innovación en el sector salud. El presidente de Laboratorios Analiza del Grupo ASISA, Marcelo Weisz Brassay, ha subrayado que con el sistema de pago capitativo se consigue la transferencia de riesgo al asegurado. Es un sistema que ya funciona en España, ha detallado, y que podría funcionar en Chile. “De lo que se trata es de que pacientes, aseguradoras y laboratorios estén alineados”, ha añadido.

Economía y salud deben ir de la mano

El avance tecnológico en salud va ligado al económico, tal y como ha puesto de manifiesto la subdirectora de Salud del Comité de Transformación Digital de la Corporación de Fomento de la Producción (CORFO) del Gobierno de Chile, Patricia Orellana. “Estamos enfocados en que salud y economía son totalmente complementarias”, ha remarcado.

La subdirectora de Salud de CORFO ha explicado que trabajan en la creación de un espacio en el que estas 2 áreas vayan de la mano, ya que el avance tecnológico en salud no se entiende sin el avance económico. En este sentido, Orellana ha destacado la contribución a este propósito de la colaboración público-privada.

“En Chile tenemos la madurez de los sistemas digitales, pero nos enfrentamos a 5 grandes brechas”, ha destacado. Orellana considera que el sistema sanitario chileno debe hacer frente a la ausencia de estándares de salud, la falta de capital humano, la poca visibilidad, las diferencias de implementación y absorción, y la falta de dirección y lineamiento.

Por su parte, el director de Sanidad de Indra, Ángel Hortal, ha destacado que la colaboración público-privada favorece el avance tecnológico en salud puesto que este modelo propicia la convergencia, la innovación, la solvencia y el riesgo. En su opinión, en el sector salud existen numerosos ejemplos de innovación no útil.

Por último, Juan Ramón Morales, head of Health Chile & Argentina de Everis, ha señalado que el objetivo de esta compañía es emplear el modelo de colaboración público-privada para realizar proyectos de transformación-país. Tal y como ha detallado las instituciones tienen que centrarse en la prestación de valor a los pacientes y la optimización de la gestión.