Chile pondrá en marcha medidas de seguridad para sus profesionales sanitarios según ha avanzado en una nota de prensa el Ministerio de Salud. El ministerio trabaja en varios frentes para abordar esta problemática. Por un lado, colabora con la CONFUSAM (Confederación Nacional de Salud Municipal) para establecer una agenda de trabajo; y por otro, desarrolla un plan conjunto con la Subsecretaria de Prevención del Delito y las asociaciones gremiales de la salud para reducir este tipo de incidentes.

Tal y como explica el Ministerio de Salud, se pondrán en marcha medidas de seguridad para reducir las agresiones que sufren los funcionarios en centros de atención de salud. En este sentido, ha firmado un protocolo de acuerdo con la CONFUSAM por el cual se creará una mesa de trabajo con los distintos actores para impulsar acciones a corto, mediano y largo plazo.

Dicho protocolo, señala Salud, se encuentra en una fase inicial y servirá para coordinar mejoras con todas las entidades que puedan estar involucradas, como la Subsecretaría de Prevención del Delito. El ministro de Salud chileno, Emilio Santelices, incorporó el protocolo dentro de la Resolución Exenta 408, que está en fase de implementación por parte del los municipios y entidades relacionadas.

Las acciones y medidas de seguridad previstas con la Subsecretaría de Prevención del Delito permitirán la instalación de botones de pánico, la conexión de cámaras de vigilancia que puedan estar conectadas simultáneamente con Carabineros y la capacitación en nuevos protocolos de actuación, tanto para funcionarios como para los equipos de seguridad que se desempeñan en los centros de salud.

Desde el Ministerio de Salud han querido ratificar su rechazo a cualquier tipo de agresión a los profesionales sanitarios. En este sentido, ha añadido que propondrán un aumento de condenas a este tipo de delitos y ha recordado que apoyan incondicionalmente la labor que desarrollan estos funcionarios.