Hallan relación de sensores moleculares y diabetes.

Una investigación chilena ha descubierto la relación de sensores moleculares y diabetes. Publicado en Nature Cell Biology, este estudio revela que estos sensores tienen un papel fundamental en la producción de energía. Según recoge EFE, hasta ahora se desconocía la relación de los sensores moleculares y el metabolismo energético. Este hallazgo, señala EFE, podría ayudar a combatir enfermedades metabólicas como la diabetes o la obesidad.

Los sensores moleculares detectan el estrés en la célula, según señala Claudio Hetz, director del BNI (Instituto Milenio de Neurociencia Biomédica). La investigación establece, además, que los sensores no se encuentran en cualquier lugar de la célula. Estos se encuentran en un compartimento específico que comunica 2 partes fundamentales de la misma: retículo endoplasmático y mitocondria.

Características transversales

En estos momentos el equipo de Hetz trata de entender cómo se adapta la célula y se enfrenta al estrés celular. Para llevar a cabo la investigación, el BNI utilizó diversas metodologías de estudio y contó con la colaboración de laboratorios de Bélgica, Francia y Estados Unidos. El centro investigador chileno ha obtenido un reconocimiento internacional en enfermedades neurodegenerativas.

Hasta ahora la relación de sensores moleculares y diabetes no había sido estudiada a fondo. Se desconocía, según EFE, que estos sensores pueden utilizarse como terapia de enfermedades como la diabetes. La investigación mostró a Hetz y su equipo que los sensores, cuando no hay estrés en la célula, afectan su producción de energía.

La institución ha liderado estrategias terapéuticas con fármacos y terapia génica en modelos animales, entre otros proyectos. Tal y como resume Hetz, “lo que hacemos es buscar características transversales que podrían compartir diferentes enfermedades que a nivel clínico son distintas”.