"Encontrar casos en Chile tiene un impacto muy alto a nivel global; significa que la enfermedad no solo existe en el conocido ‘triángulo del tsutsugamushi’, donde la bacteria produce cerca de un millón casos clínicos anuales, explica Thomas Weitzel, infectólogo y profesor de la Facultad de Medicina Clínica Alemana de la Universidad del Desarrollo (CAS-UDD).

"Lo que debemos investigar ahora es que, si está en el sur de Chile, puede estar en otros lugares de Sudamérica, e incluso en otros continentes como África", adelanta el docente en declaraciones al medio Emol. “Aún no sabemos cómo llegó a este lugar… una de las hipótesis es que siempre haya estado allí”, apunta Katia Abarca, infectóloga y coautora del estudio.

Dado que todos los contagios se han producido en áreas rurales, los vectores de transmisión podrían ser los mismos que en Asia, sin embargo, es un dato que “aún no se puede confirmar”, recuerda Weitzel. Aun así, es “poco esperable que la enfermedad aparezca en zonas urbanas”, agrega Abarca.

Se trata de una patología “muy peligrosa que requiere un tratamiento muy rápido” advierten los autores; si bien Chile cuenta con los medicamentos apropiados, es necesario que “los médicos no olviden la alerta del Ministerio de Salud, conozcan el peligro y el tratamiento”. Con él coincide el epidemiólogo José Antonio Vergara, de la Secretaría Regional Ministerial (Seremi) de Salud de los Lagos.

“El tratamiento está disponible en la red asistencial y se puede aplicar previamente. Si el médico tratante tiene una sospecha fuerte de que el cuadro pueda deberse a esta enfermedad, aun sin confirmación del laboratorio, puede comenzar el tratamiento perfectamente”, asegura. Por su parte, la titular de la seremía, Eugenia Schnake, ha querido tranquilizar a la población.

"La enfermedad tiene tratamiento y es de baja incidencia puesto que hay muy pocos casos. Se demostró que solo un 2,6% de las 232 personas que habitan Chiloé tenían anticuerpos contra la enfermedad en sus muestras de sangre", argumenta, “el único llamado oficial es a no estar expuesto a los ácaros presentes en los roedores silvestres en los bosques”, precisa Schnake.

 

Que es el Tifus de los Matorrales o más conocido como el virus asiático en #Chiloé. Conócelo!! pic.twitter.com/UEzfNR41yT

— Serv. Salud Chiloé (@SaludChiloe) 8 de septiembre de 2016