A partir de esta normativa, el país latinoamericano fijará un índice de calidad del aire, así como valores máximos para la concentración de contaminantes, informa la agencia Xinhua. Según ha explicado el Ministerio de Salud, el índice de calidad no solo servirá como método para medir las condiciones del recurso, sino que también permitirá que las autoridades de gobierno y la academia costarricenses cuenten con una herramienta para involucrar e informar a los ciudadanos.

Eugenio Androvetto, director de Protección del Ambiente Humano del Ministerio de Salud, ha explicado que el monitoreo permitirá controlar partículas menores a los 2,5 micrometros, capaces de alojarse en los pulmones de las personas y afectar así su salud de distintas formas. El Ministerio de Salud dispondrá de 2 estaciones automáticas para la medición de este tipo de partículas.

En opinión del ministerio, el control favorecerá que la población tome conciencia de las condiciones del recurso que respira, a través de comunicaciones de fácil acceso y de actividades directas como capacitaciones, actividades de divulgación y conferencias. Los datos sobre la calidad del aire serán capturados a través de muestreos y de análisis hechos por estas 2 estaciones para incorporarse en tiempo real a los sistemas de información en línea.