Cuba va a poner en circulación nuevas recetas para evitar delitos con medicamentos, informa la agencia Xinhua. El gobierno cubano ha anunciado la puesta en marcha de un nuevo modelo de receta con el que busca evitar los delitos en la venta y distribución de medicamentos subsidiados.

Este proyecto para luchar contra los delitos con medicamentos se ha iniciado en La Habana, territorio donde se reportan más casos de desviaciones en el uso de la receta. Algunos de estos casos se producen porque los farmacéuticos tienen modelos en blanco que posteriormente se manipulan para su uso fraudulento.

Según destaca Xinhua, los nuevos modelos de receta contienen un sello institucional que permite identificar el origen de las prescripciones. Asimismo, incluye casillas para especificar el nombre del medicamento y el número de identidad del paciente. El nuevo modelo de recetas para evitar delitos con medicamentos empezará a utilizarse a partir del 19 de febrero.

Tal y como detalla el gobierno cubano, las nuevas recetas correspondientes a La Habana tienen el nombre de la provincia en la parte inferior del documento, junto a un tomo y un folio. Con esta medida el ejecutivo trata de evitar la circulación de recetas de la capital cubana hacia otros territorios y viceversa.

El Gobierno de Cuba aclara que estas nuevas recetas garantizan una reducción de los delitos con medicamentos gracias a que solo tienen validez en las farmacias de la provincia a la que pertenece el médico que la firma. El pasado mes de noviembre el ejecutivo alertó del desabastecimiento de medicamentos a causa de la venta ilegal y otras prácticas fraudulentas en el acceso a fármacos.