Durante este segundo encuentro, Brasil y Ecuador han definido la metodología que emplearán para fortalecer los bancos de leche humana y han establecido las bases para la capacitación de técnicos ecuatorianos en la gestión de información, adecuación e implementación del sistema de información y gestión de todos los bancos de leche humana del país.

Este programa para fortalecer los bancos de leche humana en Ecuador está liderado por los responsables de estos organismos, el personal encargado de la pasteurización de la leche, así como por técnicos de la Fundación Oswaldo Cruz; el Instituto Nacional de la Salud de la Mujer, del Niño y del Adolescente y la Red Brasileña de Bancos de Leche Humana, dependiente del Ministerio de Salud de Brasil.

La estrategia ecuatoriana de bancos de leche humana se desarrolla a partir de 9 unidades operativas, creadas en 2007 con un funcionamiento autónomo. El Hospital Gineco Obstétrico Isidro Ayora en la ciudad de Quito, fue el primero en iniciar su labor.

El resto de ciudades que cuentan con el servicio de banco de leche humana son: Ambato, Riobamba, Portoviejo, Babahoyo, Cuenca y Guayaquil; cada uno está integrado por un equipo multidisciplinar liderado por un profesional médico especializado en Pediatría, Neonatología y Nutrición.

Según revela la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2011-2013 (Ensanut) el 43,8% de los niños menores de 6 meses de edad son alimentados con lactancia materna de forma exclusiva. El 25,3% de los niños menores de 5 años manifiestan desnutrición crónica, de ahí la importancia de fomentar y fortalecer el trabajo que hacen estos bancos, concluye el ministerio.