El 60% de los casos de ceguera infantil en América Latina se producen en bebés nacidos en partos prematuros, según informa el comisionado nacional de Protección Social en Salud de México, Antonio Chemor, y recoge la agencia de noticias Xinhua. Los datos de la comisión indican que, de los 2 millones de nacimientos que se registran anualmente en México, el 7% es de prematuros. Estas cifras se traducen, cada año, en unos 2.000 niños prematuros en riesgo de ceguera.

“La causa principal de la ceguera infantil es la falta de detección oportuna”, resume Chemor sobre una enfermedad “potencialmente grave que afecta a los vasos sanguíneos de la retina en desarrollo del bebé”. Frente a esta situación, la Secretaría de Salud de México ha optado por poner en marcha una estrategia nacional de prevención centrada en la detección de bebés prematuros en riesgo que necesiten atención y tratamiento inmediatos.

Gracias a este programa, los 32 estados del país contarán con un mayor acceso a equipamientos e instalaciones. “Se busca crear centros especializados con un modelo de detección oportuna en todo el país”, explicó el representante de la Secretaría de Salud durante la ceremonia de presentación del programa, celebrada en el estado de Jalisco. Estos espacios estarán localizados en hospitales de segundo y tercer nivel y deberán contar con pediatras, retinólogos, y oftalmólogos.