Niños cubanos con cáncer han visto interrumpido su tratamiento debido a la escasez de temozolamida, un fármaco de primera línea del que en estos momentos no dispone el sistema de salud de Cuba. Tal y como informa la agencia Xinhua, el tratamiento contra el cáncer que reciben los niños cubanos en el Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología es gratuito.

Carlos Landrove es uno de los niños cubanos que reciben tratamiento en este centro. Según ha explicado a Xinhua, “los doctores me tratan muy bien y dentro del poco regreso a mi casa en Holguín”.

Entre 300 y 400 niños cubanos son atendidos sin costo en este centro, asegura la agencia china de noticias. El Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología cuenta con más de 1.000 trabajadores, de los cuales 189 son médicos especializados cuya dedicación hace más llevadera la vida de estos niños y sus familiares.

Según reconoce el Instituto Nacional de Oncología, cada caso de Oncología Pediátrica requiere además cuantiosos recursos materiales que se encarecen aún más debido al bloqueo económico, comercial y financiero que durante casi 6 décadas ha mantenido el Gobierno de Estados Unidos contra Cuba.

EE. UU. bloquea el acceso a medicamentos

El tratamiento de estos niños cubanos requiere de tecnologías y medicamentos avanzados de los que en muchas ocasiones Cuba no dispone y a los que se le dificulta el acceso debido a la política norteamericana. En el último año, detalla Xinhua, han existido casos de pacientes con tumores del sistema nervioso central de alto grado que se han visto afectados por la escasez de temozolamida.

La doctora Mariuska Forteza, especialista en oncopediatría del Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología, ha explicado que en su servicio no cuentan con este medicamento por causa específica del bloqueo, ya que la patente es norteamericana y no les permiten comprarlo incluso en otros países.

Ante esta situación y con el objetivo de mantener el tratamiento de los niños cubanos con cáncer, el país ha desarrollado otras variantes como el anticuerpo monoclonal nimotuzumab de producción nacional. Este tratamiento ha registrado un aumento en la supervivencia aproximadamente entre un 49 y 50% en los pacientes estudiados en los últimos 5 años, ha destacado la oncóloga.

Esta profesional lamenta que, aunque la realidad es que con la temozolamida la esperanza de vida en los niños con tumores del sistema nervioso central de alto grado es mayor, es algo a lo que no podemos aspirar por el simple hecho de ser cubanos. La política de bloqueo norteamericano afecta a todas las esferas de la vida económica y social de la isla, pero particularmente a la salud.