La nutricionista Rocío Romeros Valdovinos, del Hospital General Regional número 1 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), ha defendido el consumo de nopal como un medio eficaz para el control de la diabetes y la hiperglucemia. Según ha informado la experta en un comunicado, los 17 aminoácidos, la fibra y la niacina contenidas en este tipo de cactus puede regular y estabilizar los niveles de azúcar en sangre y reducir el colesterol. Además, las vitaminas y minerales del nopal ayudan a eliminar las toxinas del humo de tabaco y el alcohol.

“En personas con el colesterol elevado, el consumo de nopal ayuda a eliminarlo, evitando que se absorba gran parte de este y no se acumule en venas y arterias”, resume Valdovinos en el comunicado recogido por la agencia de noticias Xinhua. “Las fibras vegetales y los mucílagos de esta cactácea también controlan el exceso de ácidos gástricos y protegen la mucosa gastrointestinal, previniendo las úlceras gástricas y todo ese tipo de afecciones”, añade la nutricionista mexicana.

Tal como explica la experta, las fibras solubles y no solubles del nopal limpian el colon y absorben el agua, lo que, a su vez, contribuye a mejorar la motilidad intestinal y acelerar el tránsito de los alimentos por el tracto digestivo. Además, insiste Valdovinos, el nopal destaca por su versatilidad, ya que “se puede preparar en ensaladas, sopas y asados, además de elaborar dulces y jaleas, tortillas, bebidas y un sinfín de platillos”.

Según cifras de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, México produce unas 900.000 toneladas anuales de nopal mientras el mexicano medio consume unos 5 kilogramos anuales de esta planta. Las estimaciones del IMSS apuntan que el consumo de nopal podría beneficiar a los 12 millones de personas que viven con diabetes en México; de los cuales, cerca de 4,5 millones están aún sin diagnosticar.