Tal y como informa la agencia DPA, la Caja Nacional de Salud está integrada por 20 hospitales y clínicas y otros 40 centros ambulatorios que funcionan en los 9 departamentos de Bolivia. Ante la prolongada huelga de los profesionales sanitarios, el vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, ha anunciado la creación de Autoridad de Regulación y Fiscalización del Sistema de Salud.

“Su función será hacer cumplir las leyes. Castigar y multar a las Cajas que incumplan las normas, que den mala atención y que tengan una administración deficiente”, ha asegurado.

El Gobierno de Bolivia también ha acordado la libre afiliación a las 4 Cajas de Salud que existen en Bolivia, y ha prorrogado por 3 meses al gerente de la seguridad social, Juan Jordán, que se encargará de dirigir las auditorías económicas y técnicas. García Linera ha avanzado la puesta en marcha del Sistema Único de Salud en los próximos meses.

La huelga convocada por los trabajadores de la Caja Nacional de Salud hace 2 semanas ha provocado la suspensión de cirugías programadas y de consultas. El vicepresidente ha anunciado que el sistema público de salud contará con 1.600 millones de dólares del Tesoro General de la Nación para la construcción de nuevos hospitales que mejoren la atención a los enfermos.