El objetivo de la puesta en marcha de este servicio es agilizar los resultados de los exámenes, necesarios, por ejemplo, para la realización de cirugías y otros tratamientos. Este año, entre enero y octubre, el hospital ha realizado 4.122 cirugías, 120.000 consultas médicas ambulatorias y 15.000 atenciones de emergencia.

La directora del centro hospitalario, María Luisa Feitosa, ha subrayado que “este es un servicio esencial para todas las especialidades clínicas puesto que solo después de las pruebas, es posible diagnosticar enfermedades graves como el cáncer, y recibir el tratamiento”. “Este nuevo servicio dará más flexibilidad a los exámenes y proporcionará una mayor comodidad a los profesionales que trabajan en él”, ha añadido.

Atenderá lesiones de tiroides y problemas de mama

Tal y como aseguran desde el centro, el Servicio de Anatomía Patológica se modernizará de forma progresiva con el objetivo de aumentar la capacidad de atención y mejorar la calidad de los tratamientos. Además de enfermedades oncológicas, el servicio atenderá lesiones de tiroides y problemas en la mama.

Está previsto que el nuevo servicio lleve a cabo alrededor de 10.000 histopatologías y citopatologías por año. Según ha reconocido el jefe del servicio, “contamos con un espacio físico más adecuado, proyectado específicamente para las actividades de Anatomía Patológica”. La inauguración del nuevo servicio permitirá atender las demandas que antes eran inviables debido a que los espacios de los que disponía el hospital no eran los adecuados.