Durante el acto, el secretario de Salud, José Narro Robles, ha destacado que el Instituto Nacional de Nutrición “ha formado a un grupo de especialistas en la ciencia y en la Medicina para servir y cuidar de la población”. A los graduados les ha recordado el compromiso que tienen con la sociedad y les ha pedido mantener la calidez y la calidad con los enfermos.

Narro Robles ha subrayado que el instituto es uno de los grandes ejemplos de lo que los mexicanos pueden hacer y ha añadido que es un orgullo para el país. Según el secretario de Salud, esta institución es una muestra de que se puede practicar una Medicina “siempre humana y cada día más científica, que es capaz de incorporar la tecnología y el humanismo”.

Por su parte el director general del Instituto mexicano de Nutrición, David Kershenobich Stalnikowitz, ha puntualizado que “la devoción, la pasión, la formación de calidad y el sentido común son características esenciales de los alumnos formados en este centro”. Durante el acto de inauguración se entregaron cerca de 200 diplomas a estudiantes de 7 especialidades, 16 subespecialidades y 40 cursos de posgrado.

Asimismo, se entregó el Premio Juan Rull al doctor Eduardo Carrillo Maravilla, por sus contribuciones como médico internista y por su “destacada y comprometida labor” en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán.