Los casos de Guillain Barré de Perú preocupan al MINSA (Ministerio de Salud) que ha iniciado una investigación. Según indica el ministerio en una nota de prensa, ante la aparición de 8 casos de Guillain Barré se ha enviado un equipo de especialistas a la ciudad de Trujillo para realizar la investigación epidemiológica.

Expertos del Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades (CDC-Perú), del Instituto Nacional de Salud (INS) y del Instituto Nacional de Ciencias Neurológicas (INCN) serán los encargados de llevar a cabo la investigación sobre los casos de Guillain Barré de Perú. Estarán acompañados por una epidemióloga de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

El síndrome de Guillain Barré produce parálisis en los brazos y las piernas de forma repentina, explica el MINSA. Los 8 casos de Guillain Barré de Perú fueron hospitalizados entre el 21 de abril y el 1 de mayo en el Hospital Belén de la ciudad de Trujillo, 3 de ellos se encuentran cuidados intensivos con respiración asistida.

Buscarán bacterias, virus respiratorios y enterovirus

Luis Suárez Ognio, director del Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades del MINSA, ha señalado que el equipo del ministerio se encuentra en plena investigación. Los especialistas del MINSA han tomado muestras de sangre, heces, líquido céfalo raquídeo y secreción respiratoria de los afectados para buscar diversos tipos de virus o bacterias que podrían estar relacionadas con los casos de Guillain Barré de Perú.

Para confirmar el origen del brote, explica el MINSA, serán necesarios diferentes tipos de exámenes. Los análisis, añade, buscarán bacterias, virus respiratorios, enterovirus y arbovirosis como dengue y zika. El MINSA ya ha activado la alerta epidemiológica en el departamento de la Libertad. En caso de que se detecte cualquier caso nuevo se identificará el establecimiento de salud al que se derivará de inmediato al paciente.

El síndrome de Guillain Barré, en las primeras fases, provoca debilidad en las piernas y los brazos. El paciente puede llegar a sentirse incapaz de caminar o de sostener algo con las manos. El MINSA asegura que la parálisis puede llegar incluso a los músculos respiratorios, por lo que el paciente necesitará respiración asistida en una unidad de cuidados intensivos.