El rechazo a la eutanasia de la iglesia colombiana es innegociable, según ha recordado monseñor Óscar Urbina. Tal y como recoge la DPA, Urbina ha remarcado que “para la Iglesia católica es innegociable su rechazo a la eutanasia”. El Gobierno colombiano tiene previsto autorizar esta práctica en menores de edad en estado terminal.

Este rechazo a la eutanasia de la iglesia colombiana se fundamenta en que para la Iglesia católica “no se puede eliminar el dolor matando”, ha asegurado el obispo de Villavicencio en declaraciones a Blu Radio. El obispo ha hecho a alusión a la resolución que prepara el Ministerio de Salud para autorizar esta intervención en menores de edad y que en Colombia ya funciona para los mayores de 18 años.

Según detalla la DPA, el borrador de la ley se ha difundido para que los especialistas puedan discutirlo antes de que se apruebe definitivamente. Este borrador indica que la muerte asistida puede ser pedida por mayores de 14 años en casos de enfermos terminales y cuando ya no existan otras opciones terapéuticas.

Monseñor Urbina ha explicado que este rechazo a la eutanasia de la iglesia colombiana se debe a que la “Iglesia católica considera esta práctica como un atentado contra la vida. En este sentido, ha solicitado que se entienda bien el concepto de “ensañamiento terapéutico” del que ha hablado el papa.

A este rechazo se ha sumado la Conferencia Episcopal quien ha emitido un comunicado en el que asegura que, si Colombia está tratando de acabar con el conflicto armado interno, también debe defender la vida. En el comunicado la Conferencia Episcopal afirma que “la eutanasia es una eliminación deliberada de una persona inocente. Es un sofisma presentarla como un derecho”, añade.

El documento en el que trabaja el ministerio establece que los menores de edad podrán solicitar la eutanasia “de forma libre, informada e inequívoca” si su enfermedad terminal representa un dolor “constante e insoportable que no pueda ser aliviado”. En este sentido, Salud recuerda que los niños no deben estar influenciados durante el proceso y serán asesorados por un médico experto en sus casos.

 En los casos de menores de entre 6 y 12 años se hará una valoración psiquiátrica para autorizar la eutanasia, mientras que entre los 12 y 14 años solo será necesario realizar una petición voluntaria del menor, aunque con autorización de los padres.