El número anual de nuevas infecciones en América Latina se mantuvo estable en 2010 con 96.000 nuevos registros de infecciones por VIH, mientras que en 2016 hubo 94.000. La mayoría de los casos se registraron en Venezuela, en Brasil y en Guatemala.

Según datos del organismo, las tendencias de las infecciones varían entre los países del continente: en Colombia, El Salvador y Uruguay hubo una caída de más del 20% de infecciones por VIH en los últimos 6 años, mientras que en Brasil y en Argentina hubo un crecimiento de alrededor del 3% en el mismo periodo.

Además, el informe muestra un aumento de casos de VIH del 34% en Chile; del 23% en Guatemala; del 16% en Costa Rica; del 11% en Honduras; y del 9% en Panamá. Por su parte, Cuba ha reforzado la lucha contra esta enfermedad. La isla pretende aumentar la disponibilidad de tratamientos antirretrovirales para que lleguen a la mayor cantidad de infectados del país.

Del total de afectados, el 81% recibe de manera controlada y gratuita los medicamentos necesarios para su tratamiento, según informa el Ministerio de Salud Pública (Minsap). En la lucha contra el VIH en Cuba, científicos locales han iniciado un estudio para probar la vacuna Teravac-VIH.

El desarrollo de la vacuna corresponde al Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de La Habana y busca reducir la carga viral, así como mejorar la calidad de vida de los enfermos. Los enfermos de VIH en Cuba son en su mayoría hombres (80%) y tienen una edad media de 30 años.