La mayoría de las indígenas peruanas esterilizadas eran pobres y analfabetas, y accedieron sin consentimiento y bajo amenazas, señala EFE. Esta medida fue impulsada por el expresidente de Perú dentro de un supuesto plan de control de la natalidad e igualdad de género, asegura EFE. En la solicitud planteada al Parlamento Europeo exigen crear un registro de las indígenas peruanas esterilizadas y abrir una investigación.

“El gobierno del expresidente Alberto Fujimori se propuso acabar con la pobreza con la esterilización masiva no consentida a mujeres que no comprendían los efectos de la intervención que se les iba a practicar”, denuncia Blanca Valer, especialista en asuntos indígenas del Grupo Solidaridad con América Latina.

Los centros que practicaron estas intervenciones tenían cupos e incentivos por llevar a cabo los procedimientos. Las ligaduras de trompas que practicaron a las indígenas peruanas esterilizadas se realizaron en “condiciones infrahumanas”, critican las ONG. Según denuncian estos hechos suponen “un caso flagrante de atropello a los derechos humanos”.

Con esta solicitud al organismo europeo pretenden que se presione políticamente al Gobierno peruano para que haga una amplia investigación, persiga a los culpables y resarza a las víctimas. Tras conocer esta solicitud, la embajada de Perú ante la Unión Europea (UE), ha lamentado unos hechos que dijeron “nunca deben volver a repetirse”. “El Gobierno lamenta lo sucedido y se solidariza con las víctimas y sus familiares y espera poder adoptar todas las medidas a su alcance, ha señalado en la Eurocámara el embajador de Perú, Gonzalo Gutiérrez.