La formación urológica de América Latina es heterogénea en sus programas, según revela un estudio publicado en los Archivos Españoles de Urología. La investigación ha analizado cómo se estructura la formación urológica de América Latina con el objetivo de conocer la diversidad de sus programas estatales, identificar oportunidades de mejora global y analizar la realidad profesional de los diferentes países.

Conocer en qué situación se encuentra la formación urológica de América Latina es una de las preocupaciones de la CAU (Confederación Americana de Urología), la tercera sociedad urológica mundial, asegura la investigación. Para evaluar la formación de estos profesionales, los investigadores han revisado los datos obtenidos en el II y III Foro Educativo CAU sobre la formación de posgrado y las implicaciones laborales.

Los responsables del estudio han ampliado los datos con la opinión de representantes implicados en la formación académica en la CAU. Mediante una encuesta de 10 preguntas se han evaluado diferentes aspectos de los programas de residencia en los países que se integran en la CAU. Tal y como detalla el estudio, en el entorno de la CAU se forman como residentes en Urología 3.000 graduados.

El programa de formación de la CAU incorpora cada año a 670 residentes de América Latina, España y Portugal, indica el estudio. Tras analizar los resultados de la investigación, los autores concluyen que la formación urológica de América Latina en el entorno actual de la CAU es heterogénea en sus programas, así como en los modos de acreditación y recertificación.

Las actividades académicas no parecen correctamente valoradas, indican los investigadores, que sin embargo consideran que la formación específica sí ofrece mejores expectativas de desarrollo profesional.