Médicos de Bolivia se encuentran en plena negociación con el Gobierno del país para alcanzar un acuerdo que ponga fin a la huelga, según informa la agencia DPA. El objetivo de la negociación es encontrar vías para poner fin a la huelga que ya dura 38 días y que ha dejado sin atención regular a los pacientes de los hospitales y clínicas del país.

El motivo de este conflicto, explica la DPA, es que los médicos de Bolivia se oponen a la aprobación de un artículo del nuevo Código Penal sobre mala praxis. En estos momentos, los facultativos han aceptado abrir la negociación con el ejecutivo de Evo Morales tras varios intentos de llegar a un acuerdo y después de celebrar protestas en las ciudades de La Paz y Santa Cruz de la Sierra.

Según refleja la DPA, los médicos de Bolivia rechazan que se sancione con hasta 6 años de cárcel la mala práctica profesional, que el Gobierno fije el costo de la atención médica a los pacientes del sector privado y la creación de una nueva autoridad para fiscalizar el sector. En la reunión de negociación han participado 12 dirigentes nacionales del colegio médico.

Carlos Auquipa, médico boliviano, ha explicado a los periodistas que “cualquier acuerdo que se logre tendrá que ser aprobado por las bases de los médicos agremiados”. En la reunión, dirigida por el ministro de Gobierno Carlos Romero, ha participado el presidente de la Cámara de Senadores, José Alberto Gonzales.