Hace 6 meses la isla inició un programa para el uso masivo de Heberferón®. El medicamento para los pacientes de cáncer de Cuba se desarrolla en el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), tal y como señala la prensa cubana tras la realización de un taller nacional de coordinadores para la extensión del fármaco.

La principal novedad de Heberferón®, señala la agencia china de noticias, es que combina la acción de 2 interferones para inhibir el crecimiento tumoral y reducir las lesiones, incluidas aquellas más complejas, múltiples y en estadios avanzados.

El líder del proyecto que ha permitido el desarrollo de este fármaco, Iraldo Bello, ha destacado la efectividad de Heberferón® en cuanto a la calidad de vida del paciente. Uno de los resultados más alentadores, según este experto, es la disminución de la mutilación de secciones de piel en lugares tan complicados como los cercanos a los ojos, la nariz, la boca y las orejas.

Según destacan los investigadores, cerca del 6% de la población evaluada, pudo evitar la mutilación, aun cuando contaba con esa indicación o pronóstico debido a las características del tumor. El centro que produce el fármaco tiene previsto aumentar las líneas de investigación gracias al efecto sistémico del mismo. Esto quiere decir que el impacto del fármaco se produce no solo alrededor de la lesión, sino también a nivel orgánico.

Heberferón® supone una nueva alternativa terapéutica para las tumoraciones de mayor incidencia en Cuba, con más de 10.200 casos reportados en la última estadística recogida por el Ministerio de Salud.