a primera médica egresada de México recibe un homenaje

La primera médica egresada de México, Consuelo Gutiérrez, recibió una mención honorífica como la primera mujer que formó parte de la Escuela de Medicina. Con 29 años esta cirujana ingresó en el centro educativo. Asimismo, perteneció en 1951 a la primera generación de la escuela. Promoción que estuvo formada por 21 personas -3 mujeres y 18 hombres- de los cuales solo terminaron 8.

En este sentido, según un artículo de la Revista de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México, el ingreso a la carrera universitaria es relativamente reciente. Elizabeth Blackwell fue la primera médica en el mundo y se graduó en 1849 en Estados Unidos. En México hizo lo propio Matilde Petra Montoya en 1887. Por su parte, en el estado de Guanajuato fue la propia Gutiérrez quien cambió el rumbo de la historia. Se convirtió en la primera profesional en el área de la medicina.

Acto de reconocimiento

La Universidad de Guanajuato le rindió un homenaje en el auditorio de la antigua Escuela de Medicina. Allí, la primera médica egresada de México estuvo presente a los 103 años de edad. En el evento, el rector de la entidad educativa, Luis Felipe Guerrero, descubrió una placa con el nombre de la homenajeada. También expresó en nombre de la comunidad universitaria su agradecimiento y reconocimiento a su trayectoria profesional. Además, recordó que la doctora Gutiérrez fundó el primer banco de sangre en el Hospital de Aranda de la Parra. Asimismo, prestó sus servicios en el Hospital General Regional de la región de Guanajuato.

La doctora Consuelo Gutiérrez fundó el primer banco de sangre en el Hospital de Aranda de la Parra. Además, prestó sus servicios en el Hospital General Regional de la región de Guanajuato.

El profesor del Departamento de Medicina y Nutrición, Pablo Campos, fue el encargado de hablar de su vida. Mencionó que nació en el municipio de Manuel Doblado en 1916. Asimismo, con 9 años se mudó junto a su familia a la ciudad de León. Enfatizó que la médica cirujana rompió paradigmas en una época en la que las mujeres no tenían facilidad para acceder a los estudios superiores. Sin embargo, el profesor incidió en que la doctora se desarrolló con excelente brillantez. Además, también se ganó el respeto de su comunidad laboral.

Por último, las autoridades universitarias reiteraron el orgullo que significa para la Universidad de Guanajuato las acciones y desenvolvimiento académico y profesional de la primera médica egresada de México. Se trata de un referente y ejemplo para todas aquellas mujeres que han estudiado o que quieren estudiar Medicina en el estado de Guanajuato.