La encuesta para valorar la atención a la trombosis en Brasil se llevó a cabo entre médicos neurólogos y neurocirujanos de todo el país. El 76% de los hospitales públicos, apunta Xinhua, no presentan condiciones adecuadas para atender la trombosis. La Agencia Brasil, encargada de presentar los resultados de la encuesta, ha puntualizado que apenas el 3% de los servicios evaluados tiene una estructura “muy adecuada”.

Un total de 501 médicos participaron en este sondeo. Se les preguntó sobre la atención a pacientes que habían sufrido un accidente cerebrovascular, teniendo en cuenta factores como el acceso a exámenes de imagen en hasta 15 minutos, la disponibilidad de camas y medicamentos específicos; y el triaje de los pacientes identificados con trombosis.

También se evaluó la capacidad numérica y técnica del equipo médico, así como la calidad de las instalaciones. La mayor parte de los médicos encuestados reconoció que existe un déficit en la atención a la trombosis en Brasil. Los médicos aseguraron que las unidades públicas de salud no siempre están preparadas para recibir a estos pacientes.

Los principales problemas identificados por los médicos son la falta de acceso a la tomografía y a los fármacos trombolíticos. El accidente cerebrovascular está entre las enfermedades que más muertes causan en Brasil, superado solo por las cardiovasculares. En 2014, último año del que se tiene datos disponibles, murieron por esta enfermedad más de 99.000 personas en el país.