La base de datos de patologías renales de Chile se ha convertido en la primera de estas características en América Latina. El Fondo Nacional de Salud (Fonasa) ha explicado que Chile se convierte en el primer país de América Latina en tener una base de datos actualizada de pacientes que padecen patologías renales, explica la agencia Xinhua.

La puesta en marcha de la base de datos de patologías renales de Chile ha sido posible gracias al acuerdo entre la Sociedad Chilena de Nefrología y el Fonasa. Según detalla Xinhua, esta herramienta permitirá contar con estudios de data actualizada para mejorar la calidad asistencial en pacientes con enfermedades renales.

Jeanette Vega, directora del Fonasa, ha destacado que el convenio supondrá un apoyo a la toma de decisiones en el ámbito de la salud y asegurará la mejora continua en la calidad de la atención a estos pacientes. Este convenio destaca que no existe otra herramienta como la base de datos de patologías renales de Chile en el mundo, puesto que la mayoría de los países que cuentan con una estadística de este tipo lo hacen gracias a aportes voluntarios de centros de salud.

El Fonasa realiza seguimientos a todos los pacientes que se dializan en Chile desde 2015. En este control incluye a los centros privados y a los públicos, asegura Xinhua. Con estos datos, el país latinoamericano caracteriza a los más de 18.000 pacientes que se tratan cada mes. Estos datos se concentran en informes que Chile pone a disposición de la comunidad científica para que pueda avanzar en el conocimiento.