Asimismo, el Gobierno de Uruguay ha paralizado la importación de aves vivas ornamentales, aves de un día y huevos fértiles para incubación. “La suspensión no tiene fecha de levantamiento por el momento”, ha destacado en rueda de prensa el ministro interino Enzo Benech. Benech ha asegurado que “actualmente hay en el mercado (local) unas 250 toneladas” de diversos productos avícolas chilenos.

“No se trata de generar alarma, sino una medida de responsabilidad del gobierno, que tiene la obligación de proteger a su gente y sus productos”, ha aclarado Benech.

El ministro ha explicado que ese volumen y lo que se importa “no es de mucha importancia” para Uruguay, que es un país productor de aves y de granos, pero ha añadido que no se quiere correr riesgos y mantener la condición de país libre de la gripe aviar H7.

Benech ha subrayado que Chile comunicó formalmente que había aparecido un brote de esta enfermedad y por eso se tomaron medidas a la vez que se seguirá monitoreando la situación. Argentina, Bolivia, Perú y otros países de la región han tomado medidas similares y se mantendrán hasta que el riesgo haya desaparecido.