Cerca de 500 facultativos se han concentrado ante las oficinas del ministerio correspondiente, en Asunción, para exigir mayores recursos para el sistema, una mejora en los salarios y la reducción de las horas de guardia médica. Los médicos han denunciado la paralización de servicios en hospitales regionales, pese a que las autoridades aseguran que no ha mermado la atención prioritaria a la población.

El director general de Servicios y Redes de Salud, Raúl Latorre, ha subrayado que los médicos pretenden que la jornada de guardia se reduzca de 24 a 12 horas, ganando prácticamente lo mismo. “Es imposible”, ha señalado, “porque no hay dinero y habría que contratar a más médicos”.

 130 millones de dólares de desembolso

La cartera sanitaria está dando todo para mejorar la situación del sector y ello se refleja en la compra de equipos biomédicos de alta tecnología, la mayor inversión en medicamentos e insumos médicos, la provisión de ambulancias, y el inicio de inclusión en una matriz salarial a funcionarios para dignificar los aportes jubilatorios, según ha destacado el director general.

Atender el pedido de aumentos salarial provenientes de los huelguistas, significará unos 130 millones de dólares anuales; dinero que es casi imposible conseguir, ha insistido.

El pasado mes de septiembre los médicos paraguayos ya convocaron 2 jornadas de huelga. Las reivindicaciones entonces fueron fijar una matriz salarial y reducir de 40 a 25 los años en servicio necesarios para jubilarse. En esta ocasión también demandaron reducir la carga horaria, una petición que el Gobierno de Paraguay considera que supondrá destinar más recursos a la salud pública y de los que actualmente no se disponen.