El presidente de la Federación de Médicos Residentes e Internos (Fenameri), del Hospital Santo Tomás, Jossuet Barrios, ha señalado a la DPA que unos 800 integrantes de esa organización en el país están afectados por el incumplimiento en el pago por parte del Estado.

La huelga se ha iniciado en los hospitales de la capital panameña. No obstante, los médicos están analizando la posibilidad de extenderla a otras ciudades de este país, mientras el gobierno analiza otras propuestas para resolver el conflicto.

El presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, ha criticado que la protesta del personal médico “no tiene ningún sentido” porque el Estado ha cancelado el 95% de los turnos extraordinarios trabajados que corresponden a noviembre y diciembre de 2016.

Tal y como detalla la DPA, en las protestas en la capital panameña participan médicos, enfermeras y administrativos del Hospital Santo Tomás, del Complejo Hospitalario de la Caja de Seguro Social y del Hospital San Miguel Arcángel, quienes exigen al gobierno el pago de los turnos extraordinarios trabajados.

La huelga ha paralizado unas 24 cirugías electivas en su primera jornada y ha dejado sin atender a unos 500 pacientes en el Hospital Santo Tomás. El director médico del Hospital Santo Tomás, Ángel Cedeño, ha explicado que el retraso del pago fue provocado por un cambio en el sistema informático de la institución, que fue previamente anunciado. Cedeño ha recordado que en la primera quincena de abril de 2017 los médicos recibieron un aumento del 20% de sus pagos, lo que representa unos 650.000 dólares, incluido el fondo retroactivo de los 3 primeros meses del año.